15 de julio de 2017

San Pío V, su tumba en Roma y su relación con Autillo de Campos



Cuadro de san Pío V

Después de casi 450 años un autillano le vuelve a rendir homenaje a san Pío V (1504. 1566-1572). Produce un sobrecogimiento especial estar tan cerca de alguien que supuso tanto para otro autillano como fue don Francisco de Reinoso, quien fuera maestresala del papa Pío V. Algunos en nuestro pueblo suelen decir que don Francisco era el secretario del papa, un error muy común en Autillo que puede llevar a confusión. En realidad fue su "maestresala" o "cubicularius maximus". Según la RAE, el maestresala es un "criado principal que asistía a la mesa de un señor, presentaba y distribuía la comida y la probaba para garantizar que no contenía veneno". Más claro nos lo deja aún el primer biógrafo de don Francisco de Reinoso, fray Gregorio de Alfaro, según él "... así quedó don Francisco por camarero secreto y escalco o maestresala, con cuidado de darle de su mano el vestido y comida, porque de toda esta confianza le hizo digno su fidelidad y amor".

Don Francisco fue el criado de confianza de san Pío V, él mismo dijo "solo este español me sirve con afición, que los demás no parecen criados de mi casa", hasta tal punto que fue al que eligió para acompañarle durante el cónclave que lo eligió como papa, donde cada cardenal podía ser atendido por un solo criado. Según el biógrafo de don Francisco de Reinoso, san Pío V murió en los brazos de nuestro autillano, quien ayudó a lavar y a embalsamar el cuerpo del papa con aguas olorosas, especias y ungüentos, como se hizo con Jesucristo. Después de abierto y embalsamado el cuerpo lo vistió con sus ropas pontificales.



Exterior de la basílica donde está el cuerpo de san Pío V

Interior de la basílica donde está el cuerpo de san Pío V


Tumba de san Pío V en la basílica de Santa María la Mayor en Roma.

Retrato de san Pío V traído por don Francisco de Reinoso a Palencia y que se encuentra en el convento de las Agustinas Recoletas.

Detalle de la máscara mortuoria de san Pío V

Detalle de las zapatillas de color carmesí del papa.

Estatua de san Pío V sobre la hornacina que contiene su cuerpo

Papa Francisco orando ante su tumba.






Por Marcial de Castro.