27 de noviembre de 2016

Diario Palentino 1959: Coronación de la Virgen del Castillo en Autillo de Campos


Pincha sobre la foto para poder ampliarla.


https://drive.google.com/file/d/0B6tbt5cKsh4hYVJDZHp5Q2h3Rnc/view?usp=sharing


Ya hemos comentado la importancia de este suceso en otra entrada de este mismo blog (Pincha aquí). Gracias a Luis Ángel González Aguado, gran autillano y director de colegio en Palencia, y a su esposa Elena Lorenzo Fernández, hemos conseguido una impagable copia del artículo que se publicó en la prensa dos días después de la coronación. Nuestra fortuna es que Elena Lorenzo, además de autillana consorte, trabaja en el Diario Palentino y a su gentileza y a la de su marido debemos esta joya sacada de la hemeroteca.

Una coronación canónica no es un hecho baladí. Hay una serie de requisitos que se deben cumplir, y nuestra Virgen del Castillo los reunía todos y muy sobrados. Si los quieres conocer (pincha aquí).

Acompañando al artículo vienen dos fotos que nos dan una idea de cómo se colocaron las sillas en las eras y los puestos de honor de las autoridades. En ellas se distingue junto al palio de la virgen al cura de Autillo, don Germán Cano. También creo distinguir (y corríjanme por favor si me equivoco) a Miguel Asensio Asensio (nac. 1929) y a Cipriano Castro Andrés (1906-1981). En la fotografía de las eras, entre la muchedumbre y detrás de las autoridades, buenos fisionomistas creen distinguir a la esposa de Desiderio Regalgo Simón (Hilaria Esteban Ortega), también a Amelia Castellanos Martín, Fidencia Gutiérrez, Eufemia de la Rosa y a doña Baldomera Pérez Nicolás, madre del sacerdote autillano Don Jesús Manuel Gutiérrez Pérez, de quien ya hemos hablado en nuestro blog (pincha aquí).

El artículo también hace mención de dos sacerdotes autillanos que participaron en la ceremonia religiosa. El ya citado anteriormente en nuestro blog, don Eugenio Calzada Santos, alma mater de todo; y también se cita a otro ilustre canónigo penitenciario autillano, don Demetrio Vega Lesmes, nacido en Autillo el 8-11-1895, hijo de Regino Vega Tejerina y de María Lesmes Alonso. Uno de los hermanos de este canónigo, Fernando Vega Lesmes, emigró a Argentina y no estaría mal saber si allí dejó descendencia.

El artículo nos da además el nombre del taller de orfebres que diseñó y elaboró la corona: "Arte Granda", que sigue trabajando nuestros días, y en su página web podemos ver los diseños y precios de estas coronas, que son pequeñas y valiosas obras de arte. (Pincha aquí).

Desconocemos el autor del artículo, pero se nota que era un magnífico escritor, muy influenciado por el estilo retórico y ampuloso de la época. 



   Pincha sobre la foto para poder ampliarla.

 


Por Marcial de Castro

20 de noviembre de 2016

Autipedia: Seis nuevas incorporaciones.






Por sugerencia de nuestros lectores, hemos procedido a la incorporación en nuestra particular Autipedia, seis nuevas acepciones, muy autillanas todas. Si se te ocurre alguna más, haznosla llegar a través de la pestaña CONTACTO.

Los nuevos "palabros" son los siguientes:

* Coger el Taite
* Hacer títeres
* Telares
* Ospa !
* Estazar
* Acenoria

Para saber su significado, haz Click en la foto del diccionario.


18 de noviembre de 2016

Video sobre Autillo de Campos





Hemos encontrado en la red, este bonito vídeo sobre Autillo de Campos realizado y subido a YouTube por Fernando Asensio.




13 de noviembre de 2016

Los Castros de Autillo descienden de Villapalacios (Albacete)





Los Castros de Autillo descendemos con toda probabilidad de una familia hidalga de Paredes de Nava, los Soto, procedentes de la localidad albaceteña de Villapalacios. Lo sabemos gracias a un pleito de hidalguía de nuestro antepasado Francisco de Olaso, casado con Inés de Soto, hermana (suponemos) de Diego de Soto, Rodrigo y Pedro quienes demostraron su condición hidalga en 1545, 1541 y 1549 respectivamente.

Del padre de este Francisco de Olaso, que tenía también el mismo nombre, sabemos que vivió al servicio de los condes de Paredes. Según el pleito de hidalguía que se sentenció en 1558 a favor de sus hijos Luis y Francisco, este Francisco vivió algunos pocos años, dos o tres, en Paredes de Nava y de allí fue a Villapalacios (cabeza del señorío de las cinco villas de Alcaraz, Albacete, del señorío de los condes de Paredes) y vivió también algunos años en La Alhambra (Albacete). En Villapalacios ejerció de alcaide de su fortaleza durante unos 20 años hasta que falleció. Según los testigos presentados por el concejo de Paredes, su hijo Francisco vino de mozo a Paredes donde ejerció ciertos cargos y oficios bajos al servicio del conde, y allí nunca tuvo casa propia y siempre vivió en casa de su cuñado, Diego de Soto.

Estos Soto naturales de Villapalacios también ejercieron de criados del conde de Paredes, y de allí vinieron a Castilla junto con los Olaso y ambas familias emparentaron, y de ellos procedemos.

Villapalacios es un bonito pueblo albaceteño, aseado y con buenas vistas a las hermosas sierras que lo bordean. En cuanto llegué muchas cosas me resultaron familiares. Su escudo municipal es casi idéntico al de Paredes de Nava. Una de sus calles principales lleva el nombre de sus antiguos señores, los condes de Paredes, no se avergüenzan de ellos, muy al contrario.










Por Marcial de Castro

8 de noviembre de 2016

Santa Eufemia, nuestra Santa.






Eufemia significa "palabra de buen augurio", su contrario es blasfemia, que significa "palabra de mal augurio", que no debe ser pronunciada en las ceremonias religiosas. Se llama también en griego eufemia a la acción de evitar las palabras de mal augurio, de donde procede el significado de "silencio religioso". Otro significado es el de "eufemismo", y que se refiere al empleo de una palabra favorable en vez de la negativa que le correspondería, por ser de mal augurio. Significa también eufemia, elegancia en el lenguaje, alabanza y palabra de elogio. De ahí que se use también en griego la palabra eufemia para denominar la buena fama.

Santa Eufemia virgen y mártir vivió en Calcedonia de Bitinia (Asia Menor). San Paulino de Nola y san Pedro Crisólogo ensalzaron su memoria, y el obispo de Poitiers la enaltece en sus célebres himnos De Virginitate, poniéndola la primera después de la Santísima Virgen. En el siglo III, el procónsul Prisco detuvo a Eufemia y a otros cuarenta y nueve cristianos y durante diecinueve días estuvo torturándolos por ver si así les obligaba a renegar de su fe. Eufemia, haciendo honor a su nombre, se explicó de una forma tan convincente, que dos verdugos, Sóstenes y Víctor, se negaron a seguir haciendo su trabajo, por lo que fueron arrojados a los leones. Los otros mártires fueron llevados a Roma para servir de diversión a la plebe, y Eufemia arrojada a los leones, quienes la respetaron por mucho tiempo. Pero la Santa, viendo que su destino era el martirio, rezó para que los leones acabasen con ella. Su oración fue escuchada y uno de los leones se acercó y le dio un zarpazo mortal. Su cuerpo, que los leones no quisieron devorar, fue recogido por sus padres y enterrado.


Las Eufemias celebran su onomástica el 20 de marzo y en septiembre los días 3 y 16.