9 de agosto de 2017

AutiFlash: Tomate de Autillo, con toda la energía de la Tierra de Campos




Tomate de Autillo. Autillo de Campos cuenta con numerosas y excelentes explotaciones agropecuarias. En esta ocasión vamos a resaltar una de producción de hortalizas en general, pero especializada en el famoso "Tomate de Autillo". Se trata de una empresa empresa familiar, joven, dinámica, y en constante evolución. 

Tomate de Autillo nace de la experiencia de 25 años en el sector de la producción de hortalizas. Durante estos años han sido muchas las recolectas y la experiencia adquirida. Y ahora, por la gran demanda existente, sin dejar de producir el resto de hortalizas, nos hemos especializado en la producción de Tomate de Autillo, muy apreciado por nuestros clientes.

Nuestro tomate, es producido bajo estrictos controles de calidad y en una zona con mas de 2.300 horas de sol al año, ofrece un sabor único, una textura muy fina y un tamaño medioTodo se prepara de forma manual, no interviene ninguna máquina en su elaboración; desde su plantación, el emparrado, el cuidado de las hojas y por supuesto, su recolección. Su color verde-rojizo lo hace inconfundible al exterior, y su sabor dulce y jugoso es inimitable al paladar.

Los reconocerás enseguida en tu sitio habitual de compra por la cinta colocada en cada caja.







Nuestras instalaciones son capaces de cubrir la demanda de nuestros clientes y estamos en constante ampliación. La logística también es importante y somos nosotros mismos los que transportamos nuestro producto hasta el cliente. 

"Mimamos nuestros tomates"

Estamos en Autillo de Campos, Palencia; y desde aquí ofrecemos a toda España nuestros productos: Pepinos, Calabacines, Judias Verdes, Lechugas, Cebollas y nuestro famoso “Tomate de Autillo”.

También somos miembros de la Asociación "Alimentos de Palencia".

Si quieres contactarnos, Pincha Aquí.






7 de agosto de 2017

Mosaico de la Transfiguración de Rafael en San Pedro de Roma





En otras entradas de este blog ya hemos hablado de la copia del célebre cuadro de Rafael Sanzio que se trajo de Roma a Autillo nuestro don Francisco de Reinoso en 1573, y que recientemente ha sido restaurada. Existe otra copia de este cuadro en el Museo del Prado de Madrid. El original se halla en el interior de los Museos Vaticanos, pero existe otra copia en mosaico del año 1767. Dicho mosaico está en el interior de la iglesia de San Pedro de Roma a la altura del crucero, en el lado del Evangelio.

Lo bueno que tiene el ser autillano es que nuestra riquísima historia nos permite viajar por muchos países del mundo y ver algún edificio, o una obra de arte que tiene que ver directa o indirectamente con nuestro pueblo. Esta afirmación no es caprichosa y solo tenemos que ver nuestro blog con detenimiento para comprobar que es cierta y lo seguiremos demostrando con más entradas como esta en el futuro.





Por Marcial de Castro


26 de julio de 2017

AutiFlash: Centenario de una corona


La Orden de Caballeros de Santa Elena se desplazó a Palencia



El 14 de junio del año 1217, tras la muerte del Rey Alfonso VIII el de las Navas, su hija, Doña Berenguela, abdicó a favor de su hijo Fernando, en Autillo de Campos (Palencia). Con tal motivo, el pasado sábado día 10 de junio, fecha oficial marcada por el Ayuntamiento en la celebración de dicho centenario, una comisión de la Orden de Caballeros Ballesteros de la Vera Cruz del Rey Fernando III de Santa Elena se desplazó a la citada localidad, al ser invitada junto al Regimiento de Ingenieros número 1 con base en Castrillo del Val, de Burgos, por el Ayuntamiento, a participar en el desfile y ofrenda a la placa conmemorativa junto al Olmo de la Proclamación en el Parque Fernando III, así como al acto de presentación del Sello Conmemorativo y apertura de la Exposición del VIII Centenario de la Proclamación de Fernando III como Rey. 

Esta muestra fue inaugurada por el Ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, a quien la Orden jiennense le hizo entrega de un ejemplar del libro “Tras las huellas de la Batalla de las Navas, la Batalla”, editado por esta asociación histórico-cultural y militar con sede en la denominada Casa de las Órdenes de la Puerta de Andalucía.


17 de julio de 2017

Las Reliquias de San Pío V en Autillo de Campos y en Roma


Zapatillas de San Pío V en Roma


En la iglesia de Santa Eufemia de Autillo de Campos conservamos las supuestas zapatillas de San Pío V que se guardan en un precioso arca forrado de delicada tela color carmesí, y que sospechamos fue el que contuvo las reliquias de san Lorenzo cuando don Francisco se los llevó como regalo a Felipe II para dotar de reliquias al recientemente construido monasterio del Escorial. Las zapatillas del papa que se conservan en Autillo destacan por su sobriedad, y contrastan con la riqueza de otras zapatillas de San Pío V que se conservan en Roma. Es interesante hacer una comparativa.

También tenemos en Autillo un cáliz regalo de San Pío V a don Francisco de Reinoso al que don Francisco le añadió su escudo de armas familiar. De la donación del cáliz a la iglesia de Autillo por parte de don Francisco tenemos un documento que lo demuestra, pero ninguno de la donación de las zapatillas de San Pío V, pero no hay motivo para dudar de la autenticidad de las reliquias.

Se conservan otros dos suntuosos juegos de zapatillas del papa Pío V, muy diferentes en su hechura y de los que adjuntamos sendas fotos.

Adjuntamos también una foto de su camauro (su gorrito papal con el aparece en los cuadros). También añadimos una foto de su dalmática y casulla.





Detalle de las zapatillas de San Pío V en Autillo


Cáliz regalo de San Pío V a don Francisco de Reinoso al que le añadió su escudo familiar de los Reinoso.

Detalle del escudo del cáliz

Zapatillas de San Pío V en Roma

Otro juego de zapatillas del papa Pío V

 Casulla de san Pío V

 Camauro de San Pío V

Dalmática de San Pío V

San Pío V con su camauro en la cabeza




Por Marcial de Castro.


15 de julio de 2017

San Pío V, su tumba en Roma y su relación con Autillo de Campos



Cuadro de san Pío V

Después de casi 450 años un autillano le vuelve a rendir homenaje a san Pío V (1504. 1566-1572). Produce un sobrecogimiento especial estar tan cerca de alguien que supuso tanto para otro autillano como fue don Francisco de Reinoso, quien fuera maestresala del papa Pío V. Algunos en nuestro pueblo suelen decir que don Francisco era el secretario del papa, un error muy común en Autillo que puede llevar a confusión. En realidad fue su "maestresala" o "cubicularius maximus". Según la RAE, el maestresala es un "criado principal que asistía a la mesa de un señor, presentaba y distribuía la comida y la probaba para garantizar que no contenía veneno". Más claro nos lo deja aún el primer biógrafo de don Francisco de Reinoso, fray Gregorio de Alfaro, según él "... así quedó don Francisco por camarero secreto y escalco o maestresala, con cuidado de darle de su mano el vestido y comida, porque de toda esta confianza le hizo digno su fidelidad y amor".

Don Francisco fue el criado de confianza de san Pío V, él mismo dijo "solo este español me sirve con afición, que los demás no parecen criados de mi casa", hasta tal punto que fue al que eligió para acompañarle durante el cónclave que lo eligió como papa, donde cada cardenal podía ser atendido por un solo criado. Según el biógrafo de don Francisco de Reinoso, san Pío V murió en los brazos de nuestro autillano, quien ayudó a lavar y a embalsamar el cuerpo del papa con aguas olorosas, especias y ungüentos, como se hizo con Jesucristo. Después de abierto y embalsamado el cuerpo lo vistió con sus ropas pontificales.



Exterior de la basílica donde está el cuerpo de san Pío V

Interior de la basílica donde está el cuerpo de san Pío V


Tumba de san Pío V en la basílica de Santa María la Mayor en Roma.

Retrato de san Pío V traído por don Francisco de Reinoso a Palencia y que se encuentra en el convento de las Agustinas Recoletas.

Detalle de la máscara mortuoria de san Pío V

Detalle de las zapatillas de color carmesí del papa.

Estatua de san Pío V sobre la hornacina que contiene su cuerpo

Papa Francisco orando ante su tumba.






Por Marcial de Castro.



11 de julio de 2017

El Foro de Turismo busca las repercusiones turísticas del centenario de Fernando III



Será Luis Carlón, presidente de la Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III El Santo, quién introducirá el debate del Foro




Hoy jueves tendrá lugar el II Foro Palentino de Turismo, que profundizará en el VIII Centenario de la proclamación en Autillo de Campos del rey Fernando III ‘El Santo’ y las repercusiones turísticas que puede tener dicho acontecimiento histórico en nuestra provincia.

El Foro repite de esta forma la temática turística, tras analizar en la primera edición el legado de los Templarios en la provincia, para aprovechar el aniversario de un hecho que marcó la historia de nuestra tierra, ya que la proclamación de Fernando III permitió la unión de los reinos de Castilla y de León.

Palencia está llena de efemérides históricas que, estamos convencidos, pueden tener un gran aprovechamiento turístico, mucho mayor del que estamos logrando. Por ello, siguiendo nuestro objetivo, pretendemos que el Foro aporte ideas que puedan ayudar a difundir y fomentar nuestros recursos históricos.

Y nadie mejor para la ocasión que Luis Carlón, presidente de la Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III El Santo, que introducirá el debate del Foro con una ponencia titulada ‘Huellas de Fernando III El Santo’. La mesa de entendidos estará en esta ocasión formada por Ángel Castro, alcalde de Autillo de Campos, José María Díaz, hostelero propietario de la Hostería de San Miguel de Piña, Julio César Izquierdo, presidente del CIT de Ampudia, y Dioni Mena, responsable de Historia del Foro Palentino de Turismo.

El II Foro de Turismo Palentino se celebrará el jueves 29 de junio, a las 19:00 horas, en La Traserilla, que tras el debate de ideas ofrecerá a los presentes una degustación de tapas medievales. Los que no puedan asistir podrán seguir el foro en directo a través de Facebook Live.


Fuente: Cadena Ser

8 de julio de 2017

Berenguela: La Reina de la unión


Se convirtió en una mujer cuya renuncia al trono fraguó la unión definitiva de los reinos de Castilla y de León



España, mediados del siglo XII. El fallecimiento de Alfonso VII, rey de León y de Castilla desde 1126 hasta su muerte en 1157, frustra la unión de ambos reinos, que quedan repartidos por su expreso deseo entre sus hijos: León pasa a manos de Fernando II y Castilla, a manos de Sancho III ‘El Deseado’. Los tira y afloja y las pugnas entre ambos reinos serían constantes en los años siguientes, hasta que se consolida de forma definitiva su unión en la figura deBerenguela, proclamada reina en la Plaza del Mercado de Valladolid (actual Plaza Mayor) el 2 de julio de 1217. Este año se celebra el octavo centenario de un momento histórico, ya que tras la decisiva intervención de Berenguela, abdicando en favor de su hijo Fernando inmediatamente, y gracias a sus gestiones para transmitirle los derechos sucesorios de la corona leonesa a la muerte de su marido Alfonso IX en 1230, ambos reinos se unieron para no separarse jamás.

"Cuando consigue que la herencia de Alfonso IX vaya a su hijo varón, Fernando III ‘El Santo’, se unen Castilla y León y nunca más vuelven a separarse. Además es una unión institucional completa, ya que comparten las mismas instituciones: son las Cortes de los reinos de León y de Castilla. Es un reino compacto que no vuelve a separarse y que por aquel entonces abarcaba casi toda la península", relata en declaraciones a Ical la catedrática de Historia Antigua y Medieval de la Universidad de Valladolid, Isabel del Val.

Uno de los mayores expertos en España en la figura de Berenguela es el catedrático de Economía Financiera Rafael Ramos Cerveró, propietario delCastillo de Curiel, que fue uno de los seis señoríos que tuvo en vida la monarca. Desde el pasado mes de diciembre es además doctor en Historia Medieval por la UVa, tras diez años trabajando en la tesis doctoral ‘Berenguela Magna, reina de Castilla y León (1180-1246)’.

El nacimiento

En ese pormenorizado estudio, Ramos contradice todas las teorías que históricamente ubicaban el nacimiento de Berenguela en Burgos o en Segovia. En 1637, Diego de Colmenares aseguraba en su ‘Historia de Segovia’ que la monarca había nacido en el Alcázar, "pero no citaba ningún documento sobre el que sustentar esa afirmación", asegura. Tiempo después, en 1777, Gaspar Ibáñez de Mendoza, marqués de Mondéjar, trasladaba el lugar del nacimiento hasta Burgos, "también sin base explícita", para una afirmación que "se ha ido repitiendo desde entonces", asegura.

Para llegar a su descubrimiento, el investigador realizó un seguimiento pormenorizado a través de los diplomas de los itinerarios de la Corte castellana en el año en que nació la reina. "En esa época había banderías y nobles levantiscos, y para controlar el reino la comitiva real (formada por unas 700 personas) se trasladaba de una plaza a otra más o menos cada quince días. Yo sostengo que, cuando nace Berenguela, en los primeros días de julio de 1180, están en Palencia, por tres razones: porque el obispo de Palencia, Raimundo, era tío carnal del padre de Berenguela; porque en Palencia estaba el mejor hospital de la España cristiana, el Hospital de San Antolín y San Bernabé; y porque el médico de la Corte, Diego de Villar, se había trasladado a Palencia porque Alfonso VIII ya estaba pensando en crear el Estudio General de Palencia, la primera Universidad, y allí se desplazaron los mejores médicos para instruir sus enseñanzas. En Palencia hay diplomas firmados por Alfonso VIII y su mujer a finales de junio, y allí permanecen hasta finales de diciembre. Yo no tengo ninguna duda, si sigues el itinerario no pudo nacer en otro lugar", resume el investigador.

Criada y educada en Burgos, desde bien niña Berenguela se convierte en uno de los partidos más codiciados de toda Europa. Nieta de Enrique II de Inglaterra y de Leonor de Aquitania, su mano abría las puertas al reino de Castilla, y cuando apenas cuenta con ocho años se sella en Seligenstadt (Alemania) su matrimonio por poderes con Conrado, el hijo del emperador germánico Federico I ‘Barbarroja’. Los esponsales se celebraron en Carrión de los Condes (Palencia) en junio de 1188, pero apenas año y medio después nace el infante Fernando, hermano de Berenguela, y ella pierde sus derechos sucesorios. Se frustran así las aspiraciones en Castilla del emperador Federico y se cancelan los esponsales, antes de que la propia Berenguela solicite al papa la anulación del compromiso, algo que no fue necesario ya que Conrado terminó siendo asesinado a sus 23 años por un marido desairado.

En esos años, España vive lo que Ramos califica como "el primer Renacimiento": entre 1190 y 1220 se evoluciona en el idioma (del latín al romance y el castellano antiguo), la música (de los neumas a la medición exacta con las partituras), la justicia (se cambia el fuero visigótico por el nuevo fuero de Castilla), la arquitectura (del Románico al Gótico) o la medicina (del ergotismo a los inicios de la cirugía).

El matrimonio

Diez años después de su primer matrimonio frustrado, tras la intervención de la madre de Berenguela (Leonor Plantagenet) la joven se casa en 1197 en Valladolid con Alfonso IX, rey de León y primo de su padre, Alfonso VIII. El nuevo matrimonio parecía la forma idónea de limar asperezas entre ambos reinos, enfrentados constantemente mientras pugnaban por ampliar sus dominios en la Reconquista. El primogénito de aquella unión, Fernando III, nacería dos años después, pero en 1204 el papa Inocencio III anula el matrimonio alegando el parentesco de los cónyuges, aunque Berenguela consigue que su descendencia sea considerada como legítima, preservando así sus derechos dinásticos.

Fruto del matrimonio nacerían cinco hijos, pero las relaciones entre Alfonso IX y Berenguela "no eran óptimas, sino más bien tirantes", como señala Isabel del Val. Tras la disolución del matrimonio, ella regresa a Castilla junto a sus padres, para ocuparse del cuidado de sus hijos.

En 1211 muere su hermano pequeño, Fernando, heredero del trono de Castilla, y los derechos sucesorios pasan al infante Enrique. Tres años después, en 1214, quien fallece es su padre (Alfonso VIII), aquejado por las fiebres de Malta, y 24 días después, por idéntico motivo, su madre (Leonor de Plantagenet), "dos personajes de enorme potencia política e intelectual en ese momento en la península y en Europa", para Del Val.

La corona de Castilla pasa pues a manos del joven Enrique I, que entonces contaba con apenas diez años. Su albacea y tutora pasa a ser Berenguela, que se verá obligada a lidiar con los "enormes conflictos que la nobleza, encabezada por los Lara", le planteaba. "Las luchas de poder fueron tremebundas", señala Rafael Ramos, en cuya tesis están documentados todos los movimientos de los ejércitos de mercenarios de los Lara y de la nobleza afecta a Berenguela.

La casa de los Lara obliga entonces a Berenguela a ceder la tutoría de su hermano y la regencia del reino al conde Álvaro Núñez de Lara, para evitar conflictos civiles en el reino. Asediada, en mayo de 1216 envía a su hijo Fernando a la corte de León, con su padre (Alfonso IX), mientras ella se recluye en el castillo de Autillo de Campos (Palencia), sitiado por los Lara. Gracias al apoyo de nobles como Gonzalo Rodríguez Girón, Lope Díaz de Haro, Álvaro Díaz de Cameros o Alfonso Téllez de Meneses se levantaría finalmente el angustioso cerco.

Tras pasarlo "francamente mal", en palabras de Del Val, y cuando todo hacía prever una guerra civil, la situación cambia con la muerte del rey Enrique en el alcázar palentino, después de que le hubiera caído una teja en la cabeza mientras jugaba en el palacio del obispo de Palencia. Con el afán de que la noticia no llegue a Berenguela, Núñez de Lara hace trasladar el cadáver del joven a su fortaleza de Tariego de Cerrato, pero en cuanto ella recibe la información, organiza una reunión con sus partidarios donde anuncia su intención de ejercer su derecho de sucesión. Los últimos días de junio se citan en Valladolid los concejos castellano y extremeño, y deciden en asamblea popular ratificar el derecho de Berenguela a la Corona, reconociéndola como reina de Castilla.

Proclamación y abdicación

Las Cortes proclaman oficialmente a Berenguela reina de Castilla el 2 de julio de 1217, en la Plaza del Mercado de Valladolid, con un solemne acto que concluye entonando el ‘Te deum’. La ‘Crónica latina de los reyes de Castilla’ narra así su renuncia inmediata a la corona en favor de su hijo Fernando, que acababa de cumplir los 16 años: "Todos, por unanimidad, suplicaron que cediera el reino, que era suyo por derecho de propiedad, a su hijo don Fernando, porque siendo ella mujer no podía tolerar el peso del gobierno del reino. Ella, viendo lo que ardientemente había deseado, accedió gratamente a la petición y todos exclamaron con fuerte grito: ¡Viva el rey!, y se encaminaron a la iglesia de Santa María".

"Con esa maniobra neutraliza la oposición de los Lara, ya que frente a un rey varón la situación cambia completamente. Además consigue que se reconozca a su hijo como rey, y quedarse al lado de su hijo interviniendo directamente en todos los asuntos políticos", relata Del Val, que recuerda que "ella era una mujer con una enorme formación, tanto política como cultural e intelectual".

El papel de la reina madre a partir de entonces resulta decisivo para el devenir de la península. Los Lara, que aún intrigaban a través del antiguo regente, convencen a Alfonso IX para atacar Castilla e intentar hacerse con el trono de Fernando. La muerte de Álvaro Núñez de Lara frenó la incursión, que llegó hasta la actual Torrelago, y Berenguela intercede para que Alfonso IX y Fernando III, padre e hijo, firmen el 26 de agosto de 1218 en Zamora el Pacto de Toro, que pondría fin a los enfrentamientos entre castellanos y leoneses.

Un año después conseguiría casar a su hijo con Beatriz de Suabia, prima del Sacro Emperador Romano Germánico Federico II, en un movimiento estratégico que "le abre las puertas hacia la política internacional del momento". "Berenguela es decisiva para las relaciones internacionales, y consigue intervenir en los asuntos políticos como reina madre, incluso después del matrimonio de su hijo, como atestiguan todos los diplomas firmados por éste", señala Del Val. "Berenguela fue una política increíble. Tenía una mano izquierda abrumadora", corrobora Ramos Cerveró.

En los primeros años del reinado de Fernando III es sobre ella sobre quien recae en la sombra la responsabilidad de gobernar. "Fernando es proclamado rey en 1217, pero no empieza a batallar contra los árabes hasta 1224. Está siete años de dolce fare niente", relata Ramos, que recuerda cómo las crónicas recogen que, pasado ese tiempo, el rey "se sentía ya un poco inútil y que le dijo a su madre que estaba dispuesto a guerrear", tras lo cual Berenguela "convoca las Cortes para asumir la responsabilidad de que se marchara a la guerra y corriera el riesgo de ser apresado o herido".

"Mientras su hijo está en campañas militares dedicado a la guerra, ella está organizando la retaguardia de las tropas y manteniendo el reino en orden, ocupándose de los asuntos de gobierno para que su hijo pueda dedicarse a las campañas militares", señala Del Val, que apunta que cuando Fernando III emprende la guerra, se revela como un conquistador "muy poderoso". "Las luchas internas seguían, pero tuvo notables victorias contra Al-Andalus y esto satisfacía a la nobleza, porque les permitía obtener un botín y conseguir nuevas tierras para asentarse, con lo cual dejaban de luchar entre ellos", reseña la historiadora.

Así, durante su reinado se reconquistan los reinos de Jaén, Córdoba, Sevilla y Badajoz, obligando a retroceder a los musulmanes, que conservaban como único vestigio el reino de Granada. "Ahí nació España, aunque para las crónicas hayan quedado los Reyes Católicos como los unificadores", resalta Ramos.

La unión definitiva de los reinos

En 1230, a la muerte de Alfonso IX, rey de León, tendría lugar uno de los movimientos decisivos de Berenguela: el que resultaría en la unión definitiva de los reinos de Castilla y de León. Las constantes tiranteces que vivió el matrimonio (Ramos censa en su tesis hasta 18 hijos que supuestamente él tuvo fuera del matrimonio) hizo que el rey de León declarara herederas de los derechos dinásticos a las hijas de su primer matrimonio con Teresa de Portugal: Dulce y Sancha. A la muerte del monarca, Berenguela interviene y se reúne en Valencia de Don Juan con Teresa, para acordar una indemnización económica a cambio de la cual sus hijas renunciarían a sus derechos testamentarios sobre la Corona de León.

"Convencida doña Teresa de que sus hijas no podían desear mejor suerte que la de vivir tranquilas y con el decoro correspondiente a su real estirpe, admitió la propuesta de una pensión vitalicia de quince mil doblas de oro cada año, para cada una de ambas princesas. Sin la prudencia y tacto de Berenguela, aquella negociación podría haber tenido fatales consecuencias, y tras ello Fernando III se dirigió a Benavente a ver a sus hermanastras, y allí firmó el Convenio de Benavente el 11 de diciembre de 1230", recogía el historiador palentino Modesto Lafuente en su ‘Historia general de España: desde los tiempos primitivos hasta la muerte de Fernando VII’. Tras ratificar la Concordia de Benavente, Sancha y Dulcese retiran junto a su madre en el monasterio cisterciense de Santa María de Villabuena, en El Bierzo, que había fundado su madre, Teresa de Portugal.

El leonés H. Salvador Martínez, catedrático de Literatura Española Medieval y del Renacimiento en la Universidad de Nueva York, en el extensísimo volumen ‘Berenguela la Grande y su época (1180-1246)’, relata: "La unión de Castilla y de León, sellada definitivamente antes de la Navidad de 1230 en Benavente, cambió las pautas de la política española, de la musulmana, de la Iglesia y de Europa. (…) Castilla y León habían soldado sus anillos y coronas".

En 1246, Berenguela fallece en su querido Real Monasterio de las Huelgas de Burgos, fundado en 1189 por sus padres. Allí, ella misma solicita que se le dé "sepultura llana y humilde" en un sarcófago que aún hoy pueden contemplar los visitantes.






29 de junio de 2017

AutiFlash: Ha fallecido el Senador Autillano Jesús María Castro Asensio



Descanse En Paz





Hijo del otrora Alcalde de Autillo Dionisio Castro y hermano del actual Alcalde Angel Castro.


(1948), senador por el PP de Palencia:
Mandatos en las Cortes Generales:
Senador electo por Palencia
V Legislatura (06/06/1993 al 09/01/1996)
VI Legislatura (03/03/1996 al 18/01/2000)
Mandatos en Corporaciones Locales:
Alcalde Ayuntamiento de Aguilar de Campoo (Palencia)
Mandato 1979-1983 durante el periodo 1979-1983
Mandato 1983-1987 durante el periodo 1983-1987
Mandato 1991-1995 durante el periodo 1991-1995
Vicepresidente Diputación Provincial de Palencia
Mandato 1979-1983 durante el periodo 1979-1983
Otros Datos Biográficos
Ha sido Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia (1990-1991).
Profesor de EGB.


Ver la noticia en el Norte de Castilla.




26 de junio de 2017

AutiFlash: Invasión de Atletas en Autillo de Campos


Autillo de Campos ha participado con un éxito rotundo en la 9ª edición "Palencia, Legua a Legua" 2017.
No se registraba una afluencia de gente tan grande en el pueblo desde la Coronación de la Virgen del Castillo en el año 1959: más de seiscientos corredores y sus acompañantes.

Para ver TODAS LAS FOTOS, pincha AQUI.


Gonzalo Cantero y Elisa Hernández se impusieron en la última de las leguas de este año


La localidad de Autillo de Campos cerró esta mañana la novena edición del circuito Palencia Legua a Legua, que arrancó el pasado 21 de mayo en Villaherreros. Por la mañana, pronto, empezaron a llegar los primeros corredores. Había que calentar y recoger el dorsal, apuntarse los que todavía no lo habían hecho, y ver el circuito.

A partir de las 11:00 horas arrancó la prueba para los atletas adultos. El alcalde, Ángel Castro, empuñó la pistola y dio la salida. Fue una salida rápida y ordenada. Pronto los líderes empezaron a tirar, a imponer su ritmo, y se formó un grupo en la cabeza de la carrera compuesto por Gonzalo Cantero y David García. Los dos se jugaron la victoria. Gonzalo Cantero siguió a su rival, y a falta de 200 metros lanzó un ataque que dejó atrás a David García. Cantero entró en meta con un tiempo de 17:31, mientras que García entraba a dos segundos. El tercer clasificado ayer fue Salek Sidamon (18:00).

«Hoy me he encontrado muy bien en toda la carrera. El otro día en Magaz David García demostró el nivel que tiene. Lo que tenía que hacer yo hoy era ir segundo, para intentarlo al esprint, porque con el viento y este circuito que tampoco me favorecía mucho, con quedar segundo me valía, así que iba a asegurar», comentó Gonzalo Cantero tras pasar la meta.

El triunfo en Autillo de Campos le daba a Cantero también la victoria en la general del circuito Palencia Legua a Legua, por lo que el atleta carrionés estaba muy contento. «Hoy ha sido un doble triunfo. La verdad es que desde que empecé tenía mucha ilusión por ganar este circuito, y hoy lo he conseguido, estoy muy contento», añadía Gonzalo Cantero.

Por lo que respecta a la carrera en la categoría femenina, Elisa Hernández fue la principal protagonista. Ganó la carrera de y el circuito general. Salió conservadora, detrás de Cristina García, pero logró superarla al final y entró en meta en primera posición. Su tiempo fue de 19:08. Segunda entró Cristina García, a tan solo tres segundos. Y en tercera posición entró la atleta júnior Marta García (19:36).

La ganadora de la prueba estaba exultante al final. «Hoy ha ido todo muy bien, sabía que Cristina estaba muy fuerte, y yo he ido detrás, a cinco o diez metros, pero al final la he pasado. No quería pasarme de ritmo, porque aunque el circuito era llano, sí que había pequeños desniveles. Para mí es muy especial ganar este circuito por tercera vez. Quería dedicárselo a mi entrenador, a mi marido, a mis hijos, que me acompañan y a los abuelos. Gracias a todos puedo entrenar, y confían ellos en mí más que yo», explicó Elisa Hernández.

Poco a poco, los corredores siguieron entrando en la meta, hasta que transcurridos cuarenta minutos llegó la última clasificada. La legua de ayer era especial, porque era la última y porque tocaba recoger la camiseta conmemorativa, para los atletas que habían corrido al menos tres pruebas.

A partir de las 12:00 horas, comenzaron las carreras para los más pequeños. Los primeros en probar el trazado de Autillo fueron los cadetes e infantiles, que corrieron 1.400 metros. Después, los alevines y benjamines, con Ángeles Armisén, presidenta de la Diputación, dando la salida. Estos completaron un recorrido de 700 metros. Y por último, cerraron las carreras los minibenjamines, con 200 metros muy emocionantes.

La jornada atlética acabó con la entrega de premios y los sorteos. Al ser la última legua, se sortearon objetos de gran valor. La estrella de todos ellos fue una bicicleta de montaña que llamó la atención de todos los deportistas.
























Fuente: www.elnortedecastilla.es

Para ver TODAS LAS FOTOS, pincha AQUI.