18 de enero de 2017

Demetrio Vega Lesmes, canónigo penitenciario en Palencia, un nuevo, ilustre y desconocido hijo de Autillo






Cierta vez me dijo una madre autillana que citaba a una profesora de un Instituto donde solían estudiar nuestros jóvenes: "si es de Autillo es listo seguro". Nuestro pueblo ha dado una cantidad de personas de gran valía para nuestra provincia, e incluso nuestro país, muy superior al que le correspondería por su reducida demografía. Tenemos dos obispos, dos generales (uno de ellos aparece en los libros de Historia), un conquistador en América, un capitán en Flandes, un gobernador en Italia, un senador, un héroe defensor del Alcázar (del que hablaremos en breve)... Y también tenemos a un sabio, a decir de los que le trataron, un canónigo penitenciario de la catedral de Palencia que dejó honda huella en los que lo conocieron. Hablamos de don Demetrio Vega Lesmes (ya hemos hablado de él brevemente en el artículo sobre la Coronación de la Virgen en 1959 según el Diario Palentino (
pincha aquí). Sin embargo es un absoluto desconocido en nuestro pueblo, ya que sus padres fallecieron cuando él y sus hermanos eran muy pequeños y tuvieron que marcharse de Autillo bajo la protección de un tío suyo que ejerció de nuevo padre. Me enorgullece saber que es un lejano pariente mío, pues ambos descendemos de Basilio de Vega Martín (1767-1835), y de María de Soto Aguado.

Don Demetrio fue natural de Autillo de Campos, hijo de Regino Vega Tejerina y María Lesmes Alonso. Nacido el día 9 de noviembre de 1895; fue enviado a estudiar a Roma por el obispo palentino don Ramón Barberá Boada (1914-1924). El obispo corrió un gran riesgo económico enviando a estudiar a Roma a un seminarista aún no ordenado, y en plena I Guerra Mundial, pero se deduce que su calidad intelectual y humana debió ser suficiente motivo de garantía, una gran inversión de futuro para la diócesis que no se vio defraudada.

Fue ordenado de presbítero en Roma el 23 de Marzo de 1919. Ejerció su ministerio como coadjutor en Revenga de Campos (1919-1921), como coadjutor de Astudillo (1921-1923), como ecónomo de Mazariegos (1923-1930), como encargado de San Lázaro, en Palencia (1951). Nombrado profesor del Seminario en 1944. Nombrado párroco de San Lázaro en 1950. Nombrado canónigo penitenciario de la Santa Iglesia Catedral en 1955, y tomó posesión el 2 de Julio de 1955. Ejerció de Fiscal, Promotor de Justicia y Defensor del Vínculo desde el 30 de enero de 1959. Falleció en Palencia a los 69 años el 18 de octubre de 1965.

Don Javier Colmenero Atienza, archivero diocesano, y a quien agradecemos estos datos, fue su discípulo y recuerda con emoción el día en que don Demetrio se despidió de sus alumnos del Seminario con un caluroso y emocionado aplauso y él respondió a todos ellos con la siguiente frase, cuya idea intento sea lo más cercana posible a lo que oyeron mis oídos de su boca: "espero que estos aplausos que ahora me brindáis sean la antesala de los que me gustaría recibir en el cielo por la misericordia de Dios cuando pronto me llegue la hora".

Agradecemos la foto a la amabilidad de su sobrino don Belarmino Vega Vargas.




Por Marcial de Castro Sánchez.


8 de enero de 2017

AutiFlash: Refranero de Enero






Si hiela bien por enero, mucho llueve por febrero.

*****

En las mañanas de Enero, 
ni se dan los buenos días
ni se quitan los sombreros.


28 de diciembre de 2016

Reynoso / Reinoso


Nos consta que muchos de los lectores de nuestro blog son los descendientes de los Reynoso, Señores de Autillo de Campos, que buscan por la web sus orígenes genealógicos. 

Sirva ésta pequeña entrada de agradecimiento y recordatorio de que hemos agrupado todas las entradas que hacen referencia directa o indirecta a los Reynoso/Reinoso en una sola página (REYNOSO).



27 de diciembre de 2016

AutiFlash: Encuestas Autillo de Campos... ¡ Participa !


Al final de éste blog, hemos puesto dos encuestas para sondear la opinión de autillanos y simpatizantes. 

Contestad a las mismas, y... quien sabe si algún día, con un poco de ayuda de todos nosotros, uno de éstos proyectos se pueda hacer realidad...





Por J. Prieto